Seleccionar página

Marketing

 blog de marketing digital lima

Lo que inconscientemente queremos escuchar de          las marcas

Uno de los espejos del marketing es el contexto actual en el que sus consumidores están. Es hijo de su tiempo y tiene que vivir en el mismo tono que su contexto. Los directivos de Coca Cola concibieron muy bien esto y nos regalaron un spot que quedará para siempre en la posteridad, que a continuación se los compartimos.

Décadas atrás  y ahora por estos días donde el mundo se paraliza con una crisis de salud y las noticias hablan de problemas económicos, y en ese entonces con problemas en el medio oriente, bajo ese contexto Coca-Cola lanzó una campaña titulada “Razones para crear” en el 2011, campaña que le gritaba al mundo en la melodiosa voz y emoción de los niños.

Es indiscutible el hecho de que los consumidores necesitan mensajes positivos en momentos difíciles, estos funcionan como pequeñas exhalaciones de fe. Muchas veces como un antídoto para el contexto, para la incertidumbre económica, para el aparente sombrío venir que ofrece la realidad.

Aquí aparece un factor importante para explicar este tipo de publicidad, la emoción. Ésta es un elemento clave en el marketing, hoy en día y más en momentos difíciles los consumidores valoran estos gestos. Es importante que las marcas muestren su lado más humano y personal en contextos difíciles. Mencionar ejemplos recientes como el de panadería San Antonio, o el de Pardos chicken donde se evidencia un alto nivel de desprendimiento, le dan un plus significativo a la marca.

En contextos complicados, como una pandemia, el mensaje positivo y aquellas promociones que den un sentido de comunidad entre la población afectada son las emociones que una marca debe impulsar. Esto claro puede beneficiar directamente el grado de compromiso del consumidor con la marca, esto sin lugar a dudas al margen de si es una marca pequeña o grande.

Bajo estos contextos lo importante parece ser el aportar en ese abanico de emociones que pueden generar las marcas. Aunque sea un lugar común, tan molesto como cliché, la actitud optimista es necesaria para darle cara a los contextos complicados, al menos así funciona el ecosistema del marketing.